¿Cómo cortar el Aloe Vera de la planta sin matarla?

Aloe Plant closeup
Cortar plantas de Aloe Vera

Las plantas de aloe vera tienden a crecer muy rápido, ya que pueden crecer hasta una altura de hasta 90 centímetros. Mantenerlas en buena estado para usos medicinales o para el cultivo de otras plantas, puede requerir ser podada. Sin embargo, esto no debería hacerse con tanta frecuencia. Cuanto más a menudo cortes tu planta de Aloe Vera, más posibilidades habrá de matarla.

Así que si estás tratando de cultivar plantas de aloe en casa, necesitarás conocer las técnicas correctas que pueden ayudarte a cortar la planta de aloe vera perjudicarla.

En este artículo, compartiremos algunos consejos útiles que pueden ayudarte a saber cómo cortar la planta de Aloe Vera sin matarla.

Nunca uses un cuchillo desafilado

El primer paso importante para cortar plantas de aloe vera, es utilizar siempre una cuchilla limpia y afilada para cortar la planta de aloe vera.

También puedes aplicar alcohol a la hoja, ya que reduce las posibilidades de enfermedades e infecciones fúngicas en la planta. Evita el uso de un cuchillo sin filo, ya que puede dañar gravemente los tallos y las hojas.

Corta las hojas maduras 

A diferencia de cualquier otra planta de la familia suculenta, el Aloe Vera tarda un poco más en crecer. Por lo tanto, deben recortarse solo si las hojas de Aloe han madurado lo suficiente.

Puedes identificar las hojas maduras fácilmente, ya que serán más grandes y pesadas que el resto de las hojas. Algunas de estas hojas pueden estar dobladas hacia afuera, evitando que las hojas más nuevas se levanten en posición vertical.

Corta las hojas muertas, descoloridas y secas.

Reconocerás fácilmente las hojas dañadas, ya que tendrán un color, textura y densidad inusuales. Las plantas dañadas tendrán hojas marrones o amarillas y mostrarán algunos otros síntomas como un mal olor, una textura suave y quebradiza, o un aspecto cansado que empeora con el tiempo.

Esta situación ocurre en el caso en el que una planta de Aloe Vera se riega en exceso o se infecta por alguna enfermedad o plaga. Las hojas enfermas también pueden contener savia que tiende a supurar mientras se corta. Siempre es seguro cortar esas hojas para evitar que el resto de las hojas se infecten.

Corta las hojas sanas

Después de cortar las hojas enfermas, deberás cortar las hojas sanas que se encuentran en los bordes del racimo. Asegúrate de optar por las más grandes y maduras, ya que están listas para ser recolectadas y obtener su gel sin afectar la planta de Aloe vera o matarla.

Cuano podes o cortes las hojas sanas, simplemente coloca la herramienta de corte cerca del tallo de la planta. Si las hojas están más maduras y más gruesas que el resto, tendrás que utilizar una herramienta más vigorosa para cortarlas.

En resumen

El aloe vera es una planta muy conocida, y se ha utilizado en todo el mundo por sus beneficios para la salud y para la piel. Puedes seguir nuestra guía para cuidar tus plantas de Aloe Vera mientras las recortas o cortas en casa, para que pueda asegurarte de que en el futuro crezcan hojas más saludables de la misma planta.

Comparte este artículo:

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta