Cómo cultivar una planta de aloe vera en casa

Aloe Plant closeup
Cultivar una planta de aloe vera en casa

¿Está pensando en cultivar tu propia planta de Aloe Vera en casa? si es así, primero necesitas saber algunas cosas al respecto. Esta planta hojas gruesas tiene una larga historia de usos medicinales, incluidos el tratamiento de quemaduras, exfoliación de la piel y también reducción de la inflamación. En este artículo, te contaremos cómo cultivar plantas de aloe vera en casa.

El momento adecuado para empezar

Si estás pensando en cultivar tu planta de Aloe en interiores, tendrá dos opciones; Las semillas y las plantas de inicio de Aloe. Las semillas de aloe vera te costarán menos que las plantas iniciales; sin embargo, tardarán mucho más en crecer. Pero si deseas pasar por una experiencia completa de cultivo y crecimiento de tu planta, puede comenzar desde cero. Sin embargo, si eres principiante, será más preferible que optes por una planta de inicio. Podrás encontrarlas fácilmente en las tiendas físicas y online de GeodermAloe o en las tiendas de jardinería de tu zona.

Cuidando una planta de aloe vera
Photo by ROCKETMANN TEAM from Pexels

 

¿Cómo cultivarlas?

Lo primero que debe tener en cuenta antes de cultivar tu planta de Aloe Vera, es que una planta suculenta. Al igual que el cactus, esta planta también tiende a crecer mejor en condiciones secas. Cuando empieces a cultivar tu propia planta, trata de plantarlas en una mezcla de tierra para macetas de cactus o en una tierra regular que haya sido modificada con arena de construcción o perlita. Además, debes asegurarte de que la maceta tenga muchos orificios de drenaje. Las plantas de aloe vera no se adaptan a el agua estancada. Otro factor que debes tener en cuenta al cultivar una planta de aloe en un hogar, es que debes proporcionales la iluminación adecuada. Las plantas de aloe vera requieren luz brillante. Estas plantas funcionan mejor en las ventanas orientadas al sur o al oeste.

¿Cómo cuidar las plantas?

Sentirás la tentación de regar tu planta de aloe recién plantada, pero debes evitar hacerlo. Debes permitir que su nueva planta se adapte a su nuevo lugar y eche raíces. Asegúrate de colocar tu maceta en una habitación cálida, asegurándote de que reciba mucha luz solar indirecta. Espera a regarla hasta que la tierra se sienta seca al tacto. La mayoría de las plantas de Aloe Vera requieren riego solo una vez a la semana. Esperar a regar estas plantas hasta que el suelo se seque por completo les ayuda a reducir la probabilidad de que las raíces se pudran.

outdoor aloe vera farming
Photo by Gary Barnes from Pexels

 

Propagación de tu planta de Aloe Vera

Después de un tiempo, tu planta de Aloe Vera puede comenzar a tener muchos bebés nuevos alrededor de su base. Puede usar estos bebés para cultivar nuevas plantas y dividir estos pequeños bebés de la planta madre, para ponerlos en una nueva maceta. También puedes compartir estas plantas con amigos y familiares si así lo deseas. Las plantas de aloe vera también son capaces de florecer si reciben suficiente iluminación para ello.

 

En resumen

Cultivar plantas de aloe vera en casa puede brindarte muchos beneficios. No solo brindan beneficios medicinales para el cuidado general del cuerpo, sino que estas plantas también ofrecen un aspecto decorativo para tu casa.

Comparte este artículo:

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja una respuesta